30 dic. 2014

2015, operaciones con números



En estos días aparecen todo tipo de cálculos con el número del año que vamos a recibir en unas horas y, he de confesar que me gusta, aunque solo sea por esa parte de misterio que encierra.

Vamos a ver algunas cosillas.

Comenzamos por factorizar: 2015=5*13*31.
Es el producto de tres primos, que cuando uno de ellos es el 13 parece disparar las alarmas de año de la mala suerte. Pero, le acompaña el 5, número de la estrella pitagórica o del pentagrama que pone música a nuestros días; quinto término de la sucesión de Fibonacci, ¿es el único que coincide su ordinal con su cardinal en esta serie? Pero el 5 está también en la naturaleza, como el nº de los brazos de la estrella de mar o del número de nuestros dedos.
Y el 31, es un número primo que parece pasar desapercibido, pero que si restamos dos nos da 29 que es primo gemelo de 31, y que representa al Galio en la tabla periódica.
Bueno, pues me voy a quedar simplemente con que es el último número del día antes de llegar al nuevo año, y voy a darle pues protagonismos al 5 y al 13 que vienen con él.

Vamos a pasarlo ahora a base 2, por eso de que son los números binarios que ahora tanto se utilizan en la tecnología, ¡sorpresa!
11111011111
Cinco unos un cero y otros cinco unos. Parece un número a los lados de un espejo. Podríamos hacer un juego tal que:

2
0
1
5
5
Cinco
1
Unos
2
A los dos lados
0
Del cero


¡Seguro que hay más cosas que hacer con este número!

Pero hoy… lo que quiero hacer es daros las gracias por estar ahí, por leerme, y animarme a seguir adelante con estas pequeñas locuras matemáticas. Por hacerme llegar cosillas para que publique. Por… ser parte de mis sueños cumplidos.
Y otra es desear un FELIZ 2015, que es un número bonito, claro que sí, con primos o sin primos, cada uno es… ¡lo que quiere ser! Y yo quiero que sea un año, lleno de felicidad.

5 dic. 2014

El futuro en la educación

Esta mañana me encontré en la red esta infografía:
Fuente: http://images.eldiario.es/sociedad/escuela-claves_EDIIMA20141128_0746_5.jpg

Y... ¡no imagináis cuanto me ha dado hoy para pensar! Lo peor de todo con poco optimismo.

Vamos a por partes:

1. Métodos innovadores basados en la creatividad, ¡genial! Pero marquemos la creatividad, porque últimamente estoy cansada de oír hablar de innovación bajo el paraguas del refrán el mismo perro con distinto collar.

2. Fuentes de conocimiento, pues está bien que sea variado, pero ¡analicemos! ¿Un 13% de las relaciones con otros? Me asusta que cada vez podamos a compartir menos en persona, ¡desde aquí hago mi propio alegato a salir con amigos, charlar, aprender y darnos abrazos!

3. Habilidades, confieso que no entiendo el gráfico, pero... quizá por eso me convence un poco, ¡no tiene mala pinta!

4. Evaluación, poco cambio, diría que seguimos como ahora, basándonos en calificaciones ¡el cambio está en los métodos!

5. La vida escolar, se mantendrá siempre, ¿y esto es novedad? Yo llevo toda la vida estudiando, creo que no podemos quedarnos quietos mirando cómo pasa la vida por delante, ¿no? Y aprender un poco de aquí, y un mucho de allá, ¡anda que no da satisfacciones!

6. Los profesores, ¿qué es eso de validar el trabajo online? A fecha de hoy soy un profesor online, y me considero guía y aprendiz, siento a mis alumnos cerca aún estando en Finlandia. No entremos en estereotipos. El profesor debe cambiar, online o presencial, porque debe desdibujar su rol de experto para dar alas al alumno para aprender, buscar, investigar, construir, ...

7. Los planes de estudio, se basan en contenidos individualizados. ¿Cada uno aprenderá una cosa? No sé... ¿ya no habrá cosas donde compartir entre todos? O ¿es que significa que no habrá espacios grandes donde compartir y cada uno tendrá su receta y solo aprenderá?... bueno voy a esperar a ver qué pasa en este sentido.

8. La financiación viene de los padres, acabo de entender que lo que estoy leyendo es para la etapa obligatoria. No me cuadran mucho las cosas entonces. ¿Y cómo lo vamos a hacer? ¿cooperativistas? ... Parece indicar que el estado no hará caso al mensaje de Mandela "la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo".

9. Big data, la importancia de los datos, ... ¿cuantitativos? ¿solamente? No nos asociemos a un número, ni nuestras necesidades, ni nuestros gustos, ... ¡no perdamos nuestra identidad como personas!

Bueno, que... lo dicho, que sé que esto es papel y que son suposiciones, pero la cosa está cambiando y confieso que no sé si para bien.

Feliz puente!