27 may. 2015

Formación en déficit y burocratización en exceso

Hace varios días que tengo ganas de escribir sobre el caso de la adolescente que hace pocos días se suicidó en Madrid, a causa de una situación de acoso y sin embargo, no encontraba la forma de comenzar a hablar de algo que me duele como persona, y aún más como docente.

No me quito de la cabeza a esa madre, que sufre y va a sufrir el resto de su vida, sin sentir los brazos que rodearon su cuello tantas veces, porque la chica se ha marchado en medio de un sufrimiento que solamente ella podría contarnos, pero la pena se ha quedado entre los que la querían.
Son muchos los años que he pasado en las aulas, y me ha tocado vivir situaciones de acoso que podría decir no tan graves como este caso, aunque la gravedad en estos casos depende del corazón del que lo recibe, ante una misma situación un adolescente acosado puede vivirlo desde una angustia vital o desde una situación que agobia pero no ahoga.
Son muchas las veces que he hablado con colegas docentes, sobre la vida a diario en los institutos, sobre todo en aquellos donde hay casos de adolescentes "desarraigados", que muchas veces son también víctimas de las situaciones que les ha tocado vivir y su violencia es un mecanismo puro de supervivencia, en esas conversaciones con colegas, siempre hablé de la necesidad del "escuchador", y si bien siendo consciente que la palabra en cuestión no tiene otro significado del "que escucha" me parece de vital importancia en una sociedad que se ha acostumbrado al mensaje corto, rápido y étereo que informa pero no soluciona.
No quiero ser catastrofista, no es mi estilo, pero creo que hemos conseguido burocratizar tanto la enseñanza que hemos restado flexibilidad  a solucionar este tipo de situaciones. No hay más que ver la cantidad de informaciones que se recogen estos últimos días, que hablan sobre la necesidad de un protocolo, ¿otro?. El protocolo existe, pero tiene tantas escaleras que subir, y tantas puertas a las que llamar, que cuando llegas a la última, pasa lo que inevitable, la víctima se ha ido para no volver más.
En mis primeros años como docente, recuerdo las largas charlas de pasillo, en un rincón de las escaleras, en una esquina del patio, o saliendo del colegio a dar una vuelta con alguno de los chavales. Poco a poco, aquello se fue limitando, ya no se puede salir del colegio sin autorización, no se puede hablar con un chaval si no has rellenado después el papelito correspondiente, no se puede ... si no llamas a la inspección, ... haría una lista grande, de "no se puede" y me sentiría aún peor, sintiendo que lo fácil se hizo difícil por esos cerramientos que hemos puesto al acto educativo, limitando muchas de las necesidades de la propia persona.
A los profesores no nos forman como mediadores, y creo que sería necesario, ni cómo actuar para ser más resilientes, o ayudar a los chavales a que lo sean. Puedes buscarte la vida para aprender, o dejar aflorar el don natural que tienes y que parte de tu vocación y buena voluntad, pero que no siempre funciona.
En los centros, no hay escuchadores, ni mediadores, ... poco que tenga que ver con la prevención, estamos en un país donde es más fácil dar un antibiótico ante una bacteria, que unas pautas de prevención antes de que llegue; en educación como en medicina, pero aquí no hay píldoras que curen, solo personas que ayuden y prevengan.
Los orientadores, cada vez menos y más burocratizados también, han de actuar bajo protocolos cerrados en minutos pautados.
Señores, vamos a actuar, porque estas situaciones se viven a diario, y pasan desapercibidas desde afuera pero duelen y dejan marca en el que las vive y siente. Hay chavales buenos y menos buenos, y el sistema educativo debe dar respuesta a todos, atendiendo a la persona en su singularidad. La formación como herramienta para el docente. Y la mediación como ayuda para el adolescente.
No es el momento de señalar a nadie, ni buscar culpables, ni estigmatizar, ... es el momento de despedir a una niña y abrazar a una madre. De sacar al chaval acosador de ese entorno, y ayudarle también a ser mejor persona. De formar a los docentes, con las herramientas que dan vida y ayudan a crecer.

Imagen de portada: Pixabay

24 may. 2015

Hasta pronto John Nash

Se fue, el sábado junto a su mujer, de una forma poco predecible, un accidente de tráfico.
Hoy, trending topic en twitter, y portada de muchos suplementos de ciencia, se le recuerda como protagonista de la película de su vida. Sé que ésta no es su mejor obra, pero gracias a esta película muchos le conocen, y conocen a una persona que se aferró a su inteligencia y le ganó la batalla a la esquizofrenia.

John Nash, acaba de recibir el premio Abel -hace tan solo cinco días que lo recogió en Oslo- que es el mayor reconocimiento en matemáticas, y en 1994 recibió el premio Nobel de Economía. Combinó enormes avances económicos y matemáticos, con importantes avances en el campo de las ecuaciones en derivadas parciales (EDPs) que han servido como soporte a diferentes áreas.

Fuente de la imagen: http://wvpublic.org/post/inspiring-west-virginians-season-4-featuring-john-nash

"He buscado a través de lo físico, lo metafísico, lo delirante, … y vuelta a empezar. Y he hecho el descubrimiento más importante de mi carrera, el más importante de mi vida. Sólo en las misteriosas ecuaciones del amor puede encontrarse alguna lógica”(Nash).


Nash, era economista y profesor en la Princeton University de New Jersey. Su carrera comienza a ser conocida cuando con tan solo 21 años, plantea una solución para juegos estratégicos no cooperativos, a lo que se dió el nombre del "equilibrio de Nash". "Es una situación en la que ninguno de los jugadores siente la tentación de cambiar de estrategia ya que cualquier cambio implicaría una disminución en sus pago" (Fuente: Eumed).



Podemos ver detallado un ejemplo conocido como dilema del prisionero en el blog de matemáticas educativas, donde podremos entender mucho mejor en qué consiste este equilibrio. Fuente: Matemáticas Educativas

Supo alternar sus descubrimientos matemáticos y económicos, de manera brillante. "Lo que [Nash] ha hecho en la geometría es, desde mi punto de vista, incomparablemente mayor que lo que ha hecho en la economía, en muchos órdenes de magnitud. Fue un cambio increíble en la actitud de la forma de pensar " (Gromov. Fuente: TheGuardian)

Perder a este hombre de mirada triste, que ocultaba un mundo interior convulso... es una gran pérdida.
D.E.P.


10 may. 2015

Investigar siendo mujer...

Pues sí... soy chica, o mujer, o... vamos que cuando tengo que rellenar una encuesta marco la casilla femenino.
La verdad que creo que he tenido suerte en este sentido porque no me he sentido discriminada por ello, aunque he de decir que a veces alguien lo haya intentado y que casi siempre "ese alguien" haya sido una mujer también.
¿Por qué me acerco hoy a este asunto? Pues porque los domingos por la tarde me gusta echar un ojo a qué noticias ha habido por ahí, porque me gusta incorporar la actualidad a las clases de la semana, pues la noticia a la que me refiero es esta:

Fuente: eldiario.es
Si el titular es duro, aún lo es más la noticia, y sobre todo porque limita el trabajo cooperativo.

Si tengo que quedarme con una frase voy con esta aportación del revisor "Quizás el 99% de las mujeres deciden invertir más tiempo en el cuidado de sus hijos, en lugar de tratar de conseguir una posición en la cima de su campo de investigación". Sé que ese señor no me leerá, porque escribo en castellano y solo leerá en inglés, pero quiero decirle que soy madre también, y que sé invertir tiempo en mis hijos, en mi investigación, en mis clases, en salir con mis amigos, en charlar con mi marido, en muchas otras cosas, y además en cuidarme.
Este tipo de situaciones hace mucho daño, porque que en campos como la educación o la investigación haya todavía personas que piensen que hay diferencias que marquen el trabajo de unos y otros según su sexo, no hace otra cosa que limitar los resultados y evitar el trabajo en equipo que tanto necesitamos.
Tenemos que trabajar TODOS, los "os" y las "as" porque si queremos cambiar el escenario, hemos de hacerlo uniendo fuerzas, trabajando juntos y levantando la voz cuando estos casos se produzcan.

8 may. 2015

Finalista en los premios Edublogs

Y hoy te escribo... mi primer y más amado blog, porque últimamente te tengo abandonado, pero hoy gracias a Edublog me has dado una nueva alegría... FINALISTA!
¿Se lo mostramos a todo el mundo?
Fuente: Edublogs

¡Aparecemos en el listado!
Fuente: Edublogs

¿Recuerdas cuando comenzamos? Era época de estar en el instituto, y fuiste el compañero de los chavales cuando estudiaban mates por las noches... ¡qué risas nos pasábamos! Ellos preguntaban por Tuenti, y yo te subía las soluciones para que todos las tuvieran, o las preguntas, que no siempre hay que darles las cosas hechas, sino invitarles a pensar y a buscar más lejos.
Poco a poco, las cosas fueron cambiando, los chavales se hicieron mayores, y yo me fui a trabajar a la universidad. Pero, ahí estabas tú compañero, abriéndome caminos, y dándome la oportunidad de lo que empezó dedicado solo a las matemáticas me diese rumbo a otros horizontes. A contar mis chascarrillos, esos que sientes y te apetece compartir con los demás. A conocer gente estupenda, que algún día le pondré cara, pero que ahora les siento cerca al otro lado de la red. A compartir mis vídeos, que ahora también le vienen bien a mis chicos de la universidad. A tener repositorios, de cosas variadas, los libros que leo, las revistas que consulto, las citas que me enamoran, ... Tantas cosas que me guardas mi amado blog.
Verme en esta lista al lado de los grandes, ¡me hace sentirme súper feliz! Y más, compartiendo lista con Manolo, compañero de mis andanzas iniciales en la educación en la época donde estas cosas de la tecnología no eran tan frecuentes, y que la red me permitió encontrarle de nuevo por aquí.
Ahora escribo en otros blogs, tú bien lo sabes, porque me permites enlazar en tu muro todo lo que voy haciendo por ahí, si es que eres el que das orden a mi caótica cabeza, ¡gracias de nuevo mi blog!
Y gracias a tí además, cuando viajo me lo paso mejor, porque ando buscando imágenes matemáticas que ponerte después, que si un día para usarlas con Geogebra, que otro día para decorar mi aula virtual, ... ¡me acompañas siempre, en cualquier estación y en cualquier camino que recorro!.
Pues a partir de hoy, amigo blog, voy a estar más por aquí, ¡lo prometo! Porque siempre defenderé esta puerta abierta al mundo, al mundo que conozco y al que no conozco, a los que están cerca y a los que están lejos... porque para conseguir un buen escenario educativo tenemos que trabajar más juntos y compartiendo un poquito de cerebro y un mucho  de corazón.
Gracias Espiral por tenernos en cuenta, a mi Blog, y a mi!
Y gracias a los chicos/as del María Inmaculada... porque gracias a ellos empezó este blog!
Felicidades a todos los blogueros educativos, porque a veces no se entiende su trabajo, sus aportaciones, su interés, ... su grano de arena por abrir la puerta a la montaña de la colaboración.