30 nov. 2015

San Yo, la enfermedad de algunos profesores

Me acordaba hoy de una frase que decía mucho mi abuela, tras hablar con un amigo sobre la situación en algunas escuelas "San Para Mí, que los santos no comen", y he querido cambiarle la orientación que no el sentido con que lo utilizaba por un San Yo, para poner aún más en el centro a esos profesores y maestros que se sienten en el centro de un púlpito dorado, y del que no tienen ninguna intención de bajar a la posición del aula.

Fuente: Flickr
Explico mis razones para ello... ¿cuántas veces no se echa la culpa a los del nivel inferior sobre las lagunas de contenido de los estudiantes?

Profesor/a "acuso a los de abajo": ¡los chicos no saben hacer la operaciones con fracciones! Si es que los de primaria, con tanto juego, no enseñar a operar como se debe.

O ¿cuántas veces no se está tan seguro con lo que se hace que ni se escucha lo que propone el cambio?

Profesor/a "si yo lo hago bien": ¡puff mañana curso de formación!, a mí total me da igual, llevo diez años enseñando y no he tenido nunca ningún problema con ninguno de los chicos, con lo bien que están así cada uno con su cuaderno que además luego puedo evaluar, si se ponen en grupo ¡a ver cómo evaluamos!

O ¿cuántas veces se habla de uno mismo como si de una eminencia se tratase?

Profesor/a "máster en todo": yo hice la carrera, el máster y desde entonces no he parado de hacer cursos, pero la verdad que la mejor metodología es la que llevo utilizando desde el principio.

O, ... ¿cuántos están dispuestos a que un compañero entre en su aula y les evalúe? o ¿pensar nuevos materiales para uso colectivo del centro? o... ¿piensa en sus estudiantes por delante de su ego personal?. Y aún más, ¿cuántos están dispuestos a equivocarse probando alternativas que igual fallan?.

Por suerte, cada vez son más de los que no militan en estas cosas, pero hay otros muchos -que no siempre son personas entradas en años- que no están dispuestos a tener un resquicio de humildad que tanto bien hace al profesorado, de manera individual y grupal.

Pues lo que valoramos la humildad sobre todas las cosas, hemos de mostrar un poco de ella en estas situaciones, y a lo mejor se contagia y las cosas mañana son distintas. No podemos seguir callados, o mirando para otro lado, mientras algunos de nuestros compañeros se miran al ombligo o hablan para sus orejas...

Todos tenemos que aprender, todos, y si es con colegas más todavía. Todos tenemos que enseñar, todos, y si lo hacemos con humildad el premio será mayor. Todos tenemos que construir, todos, y si los chicos tienen problemas compartiremos las soluciones...


Si no levantas los ojos, creerás que eres el punto más alto (Antonio Porchia)

25 nov. 2015

Echando un vistazo al informe del estado de la Educación

Fuente: FLICKR

Esta mañana le he echado un ojo al informe publicado ayer por la OCDE con el título Education at a glance (Panorama de la educación), que podéis encontrar completo en
http://www.oecd-ilibrary.org/education/education-at-a-glance-2015_eag-2015-en

Mi entrada, no pretende otra cosa que recoger algunos párrafos literales de este informe y algunas imágenes, ¡compartiendo lo subrayado!

Espero tener un ratito para poder comentarlo con calma.

1. Más del 20% de los adultos con educación secundaria superior en la República Checa y Letonia están desempleados, al igual que el 31,4% de los adultos con ese nivel de la educación en España.

2. Entre los diez países con mayor gasto por alumno por las instituciones educativas secundarias, los salarios altos docentes y bajas relaciones estudiante-profesor a menudo son los principales factores que explican el nivel de gasto.

3. Sin embargo, el coste salarial de los docentes por alumno también se redujo entre 2010 y 2013 en un número importante de países, sobre todo en Portugal (un 29% en el nivel primario y el 34% en el nivel secundario inferior) y España (en torno al 15% en el nivel primario y el 24% en el nivel secundario inferior).

4. En Hungría, Israel, Italia, Corea y España, los maestros de escuelas secundarias inferiores llegan a la parte superior de la escala de sueldos sólo después de 35 años de servicio o más

5. La edad de los profes de primaria, parece que los nuestros están mayores

6. La edad de los profes de secundaria, pocos jóvenes, los medianos estamos en abundancia

7. Más mujeres profesoras en los cursos iniciales de la escolaridad

8. La evaluación docente es la evaluación de los maestros individuales derivada de juicios sobre sus competencias y rendimiento. Tradicionalmente, la evaluación docente se centró en la retroalimentación formativa. En los últimos años, varios países han estado en la reforma de los sistemas de evaluación y están considerando la posibilidad de juicios sumativos que pueden informar de decisiones sobre los incentivos de tenencia, de progreso y de pago. En los Estados Unidos, varios modelos que apuntan a incorporar mejoras en los puntajes de los estudiantes en las evaluaciones estandarizadas como fuente de evidencia de la efectividad de los maestros están bajo consideración. Sistemas de datos y las prácticas actuales, sin embargo, no se prestan fácilmente a tales extremos. La siguiente discusión se centra en la evaluación de los profesores en el nivel secundario inferior.

9. No importa cómo de buena sea la formación inicial del profesorado, no puede esperarse que preparar a los profesores para todos los retos que enfrentarán durante su primer trabajo como profesor. Por lo tanto, el desarrollo profesional, en todos los puntos en la carrera de un profesor, es necesario mantenerse al día con los cambios de investigación, herramientas, prácticas y necesidades de los estudiantes.

Fuente:

OECD (2015). Education at a Glance 2015: OECD Indicators. OECD Publishing.

Resumen en castellano: AQUÍ


17 nov. 2015

La importancia de la emoción al aprender matemáticas


Fuente: FLICKR
Mi entrada parte hoy de la aportación de una de mis estudiantes (K) del Grado de Maestro respecto a una actividad de geometría que realizan de forma individual,

...pero me cuesta mucho. A pesar de ello, he disfrutado mucho con la actividad.

 

 La verdad me he sentido muy bien, por un par de razones, que quiero compartir con vosotros/as mis estudiantes, futuros maestros y maestras con una tarea bellísima ¡emocionar a los niños/as con el aprendizaje!.

Las razones que me llevan a estar ahora mismo feliz con mi tarea son,

1. K es consciente que le cuesta, una pena porque quizá esto viene de que nunca se valoró lo suficiente como aprendiz de matemáticas, pero... ¡no tiró la toalla!
Cada vez más expertos e investigadores justifican que el problema no radica tanto en la naturaleza de las matemáticas o en cómo se enseña, sino en la actitud que tienen los alumnos al enfrentarse a ella.

2. Pero además de que esa persistencia, ha llevado a que K hiciese una actividad de muy buena calidad, ¡se lo ha pasado bien en el camino!

“No podéis preparar a vuestros alumnos para que construyan mañana el mundo de sus sueños, si vosotros ya no creéis en esos sueños; no podéis prepararlos para la vida, si no creéis en ella; no podríais mostrar el camino, si os habéis sentado, cansados y desalentados en la encrucijada de los caminos” Celestin Freinet

Y esta emoción que hoy siento es la que necesitaba, porque a veces ese desaliento también nos atrapa como docentes, y ¿se puede enseñar sin emocionar? Pues creo que no, por eso, es como una vitamina esas palabras de descubrimiento, búsqueda y aprendizaje que llegan de los que serán nuestros futuros maestros.

  "Prefiero cabezas bien hechas que bien llenas" (Celestin Freinet)

Hoy no voy a tener un sueño... ¡sino tengo la emoción de vivir una realidad!

¡Hoy he tenido un sueño!
He soñado que el alumnado de matemáticas de repente se entusiasmaba por ir a las clases y que cuando sonaba el timbre entonces decían contrariados: ¿no podríamos alargar un poco más la clase? Los he soñado haciendo geometría con las manos y estadísticas en la calle, leyendo un diario con pertinentes observaciones... Los he soñado abrazados llorosos a sus maestros/as al acabar el curso y sacando provecho de todo lo aprendido para planificar un buen viaje... He soñado a los chicos y chicas divertidos, sorprendidos, curiosos, amorosos, satisfechos, inquisitivos, orgullosos, críticos, afables…
Claudi Alsina

10 nov. 2015

La difícil tarea del maestro que investiga

La escuela, o mejor en plural las escuelas, están llenas de personas inquietas que no se apoyan en una única teoría y a las que hemos de rendir el mayor de nuestros homenajes, y sin embargo nos estamos olvidando de ellos y ellas.

Albarracín. Noviembre de 2015

Son muchos los años que llevo en esta tarea, son muchos los alumnos/as que pasaron por mis aulas -en todos los niveles educativos-, y estoy segura que si preguntase por lo que recuerdan de mí, sería una inquietud por hacer que todos descubriesen su capacidad de aprender, conociendo a cada uno de ellos como persona, haciéndoles conscientes de sus virtudes y debilidades, animándoles a participar en un entorno social como la escuela de forma activa, ... respetando su yo y sustentando un aprendizaje útil y con perspectiva de futuro.
Sin embargo, esa inquietud a fecha de hoy en la escuela y por qué no en la investigación, parece no premiarse y en algunos casos respetarse si no le ponemos un apellido que suene rimbombante a la teoría, o hablamos de tal o cual pedagogo, o aún mejor tomamos una expresión en otra lengua. Ya no valen las ideas propias, sino la remodelación de otras.
La escuela y la universidad están llenas de personas anónimas, que desde el silencio a la audencia, llenan sus aulas de buenas ideas, de excelentes prácticas, y sobre todo de personas que se "hacen personas" -valga la redundancia de la expresión, que no he querido cambiar por el valor especial que tiene para mí-. La necesidad de hoy en la educación, en la enseñanza, es dejar hablar y construir a esas personas, y no mantenerlas sumergidas en procedimientos burocráticos, en formaciones iguales para todos, en prácticas donde la diversidad no es una riqueza sino un muro... levantemos la voz del "héroe anónimo", del maestro que cree en la educación y del investigador que hace grupo.
Miguel de Guzmán, en uno de sus artículos se refería al matemático en los siguientes términos "comienza su aproximación a cualquier cuestión de su campo con el mismo espíritu explorador con el que un niño comienza a investigar un juguete recién estrenado, abierto a la sorpresa, con profunda curiosidad ante el misterio que poco a poco espera iluminar, con el placentero esfuerzo del descubrimiento"; esta es la actitud que creo que ese maestro/docente investigador debe tener y que la realidad se está encargado de limitar y hacer desaparecer, porque la investigación se hace de "a pocos" y una puerta abre a otras, y un día podemos apoyarnos en lo que las grandes teorías nos dicen, pero sobre todo hemos de apoyarnos en esa realidad, que se llama alumno/discente al que hemos de dar respuestas y para el que realmente tenemos una responsabilidad, y en la enseñanza como en la vida, cada realidad es un caso único que cada uno debe vivir y sentir.